2017 · 08 · 08 • Fuente: Kwara Kekana y Muhammed Desai, The Electronic Intifada. / Traducción: Palestinalibre.org

Sudáfrica conmemoró los 12 años de éxito del BDS

Sudáfrica ha sido descrita por los medios de comunicación israelíes como la "nave nodriza" del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Mientras nosotros, como país, que hemos logrado notables avances, somos sólo un socio en este creciente movimiento internacional de derechos humanos, un movimiento que con orgullo cumplió 12 años este año.

Los sudafricanos marchan en Ciudad del Cabo contra el ataque de Israel contra Gaza en agosto de 2014. El movimiento por los derechos de los palestinos sigue ganando fuerza en Sudáfrica y en todo el mundo. Mike Hutchings, Reuters

Sudáfrica ha sido descrita por los medios de comunicación israelíes como la "nave nodriza" del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Mientras nosotros, como país, que hemos logrado notables avances, somos sólo un socio en este creciente movimiento internacional de derechos humanos, un movimiento que con orgullo cumplió 12 años este año.

En 2005, los palestinos realizaron un llamado a la comunidad internacional para apoyar una campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el gobierno de Israel hasta que cumpla con el derecho internacional.

El movimiento BDS, como ha llegado a ser conocido, se inspira en el exitoso Boicot del Apartheid Sudáfrica y ha crecido hasta incluir a millones de aliados a nivel mundial. Tiene un amplio apoyo en Sudáfrica. La protesta más grande en la historia de Sudáfrica, después de todo, fue la National Coalition 4 Palestine’s 2014 #SAMarch4Gaza de Palestina en apoyo de la lucha palestina.

Los éxitos del BDS, que se registran mensualmente en todo el país y el mundo, motivan a los pueblos amantes de la paz en todo el mundo. Son una forma práctica de solidaridad que envía un mensaje claro y concreto a Israel de que hay un precio a pagar por sus crímenes. Estas victorias y actividades también refuerzan el espíritu de resistencia de los palestinos y de sus aliados judíos israelíes progresistas que luchan por el fin del apartheid israelí.

Ritmo electrizante

El movimiento BDS se está moviendo a un paso alentador, inspirador y electrizante. Israel y sus grupos de presión están tratando de responder (en lugar de terminar con el apartheid de Israel), pero están fallando.

En julio, el Consejo General de la Comunión Mundial de las Iglesias Reformadas, en representación de más de 80 millones de cristianos, pidió a sus miembros que tomen medidas en apoyo de los palestinos. Entre otras medidas, el organismo ha instado a sus más de 225 iglesias miembros a examinar sus relaciones de inversión en todo el mundo.

Estas iglesias se están uniendo a una larga lista de congregaciones cristianas que toman posiciones y resoluciones similares. Estos incluyen la Sociedad Religiosa de los Amigos (conocidos como Quakers), los Metodistas Unidos, la Iglesia Menonita de los EE.UU., los Presbiterianos, la Iglesia Unida Universal, la Conferencia Católica de Superiores Mayores de Hombres, la Alianza de los Bautistas, la Iglesia Evangélica Luterana y la Iglesia Congregacional Unida de los Estados Unidos y África Meridional (UCCSA).

El año pasado, cuando la UCCSA, con más de 1.000 iglesias locales de Sudáfrica, adoptó el boicot a Israel, la iglesia llamó la atención sobre la confusión engañosa entre el "Israel Bíblico" y el "Estado Moderno de Israel" y entre los israelitas de la Biblia y los israelíes.

Más allá de las iglesias, Sudáfrica también está consiguiendo importantes victorias en el frente cultural, académico, deportivo, de consumo, político y gubernamental. Una de nuestras primeras victorias importantes fue en 2011 cuando la Universidad de Johannesburgo terminó sus relaciones con la Universidad Ben Gurion de Israel. Esto estableció el contexto para nuevos éxitos académicos de boicot, incluyendo la formación de estudiantes más grande de Sudáfrica, SASCO, adoptando al movimiento BDS, seguido por el Sindicato de Estudiantes de Sudáfrica, también apoyando una resolución similar.

El año pasado, después de la participación local del BDS en Sudáfrica, varios académicos se retiraron de una conferencia sobre el genocidio que tuvo lugar en Israel. Entre quienes se retiró, para gran irritación de los organizadores Israelíes, fue el vice presidente de la Red Internacional De Estudiosos Del Genocidio, oriunda de Sudáfrica.

La campaña de BDS también está activa en el sector cultural sudafricano, con algunos de los artistas, comediantes y estrellas de cine más importantes del país respaldando al movimiento, nuestras actividades y eventos.

Este año, el galardonado director de cine sudafricano John Trengove se retiró de un festival de cine israelí organizado en Tel Aviv. La retirada sudafricana llevó también a varios otros cineastas internacionales cancelar su participación.

Política y trabajo

Dentro del movimiento sindical, COSATU, una de las primeras federaciones sindicales del mundo en adoptar al BDS, no sólo ha incorporado al BDS dentro de su organización local y entre sus afiliados, sino que también ha estado promoviendo su promoción a nivel internacional.

COSATU y sus afiliados, por ejemplo, fueron algunos de los principales impulsores de que la Public Services International apoyara al BDS como una estrategia en el congreso de la federación sindical mundial en Durban hace unos años. PSI es una de las federaciones más grandes del mundo, representando a más de 20 millones de trabajadores.

En el frente político, el presidente sudafricano Jacob Zuma, durante dos años seguidos, ha incluido en su discurso del 8 de enero que marca la fundación del Congreso Nacional Africano un recordatorio a todos los empleados en el gobierno de que están boicoteando los viajes a Israel.

Además, la reciente recomendación del partido gobernante de Sudáfrica de bajar su embajada en Tel Aviv ha sido bien recibida por palestinos de todo el espectro político -incluida la Autoridad Palestina, Fatah y Hamas- y es una señal importante para Israel de que sus violaciones del derecho internacional son Inaceptable, y que no pueden realizar negocios como de costumbre.

Es importante destacar que esta recomendación también ha sido bien recibida por los judíos de Sudáfrica por una Palestina Libre, una organización que representa a un creciente número de judíos en este país que apoyan al BDS. El Partido Comunista de Sudáfrica, COSATU y varias otras organizaciones también salieron en apoyo de una baja o cierre de la embajada.

A nivel gubernamental, se han producido varios éxitos. El embajador israelí ha intentado en los últimos años firmar contratos entre nuestros dos países en el sector acuífero, vendiendo una línea colonial similar que fue vendida a los países africanos por la Sudáfrica del Apartheid durante los años ochenta, que sin nuestra tecnología no avanzará. Igualmente, Israel y sus grupos de presión intentan sugerir que nosotros, como países africanos, no podemos prescindir de su tecnología.

Para la vergüenza de Israel, varios eventos que el embajador israelí trató de acoger con el gobierno sudafricano fueron cancelados. Además, el ministro de aguas, Nomvula Mokonyane, advirtió contra la llamada tecnología del agua de Israel, diciendo que Israel ha estado utilizando el agua como "una herramienta para controlar el estado palestino".

"Israel", agregó, "es la principal practicante del mundo del apartheid del agua".

Nota de precaución

Sin embargo, algunos funcionarios del departamento de relaciones internacionales de Sudáfrica no siempre respetan las políticas del país sobre este tema.

El año pasado, por ejemplo, en el momento en que la presidenta del Parlamento, Baleka Mbete, alababa al movimiento BDS en su discurso en la campaña anual de la Semana del Apartheid de Israel, Jerry Matjila, entonces director general del departamento de relaciones internacionales, estaba en una sesión de fotos con Dore Gold, su homólogo de la cancillería israelí.

Matjila afirmó en contradicción con la política gubernamental, que quería investigar las maneras en que podría mejorar las relaciones con Israel.

La forma de responsabilizar a esos individuos debe ser investigada especialmente en un momento en que el gobierno israelí ha hecho público la enorme cantidad de recursos que se invierten en intentar frustrar al movimiento BDS.

De alguna manera, la magnitud colectiva de nuestros éxitos conjuntos se refleja en el hecho de que Israel está invirtiendo tiempo, energía y dinero para contrarrestar al BDS. Como lo expresó el líder palestino del BDS, Omar Barghouti, mientras que los activistas están siendo amenazados por el intento del gobierno israelí de atacar a este movimiento no violento, definitivamente no estamos derrotados.

Ojos en el premio

La académica palestina, Nada Elia, en un artículo que celebró los 12 años del BDS, ha señalado cómo la amplia gama de éxitos, victorias y campañas en los últimos 12 años revela hasta qué punto múltiples segmentos de la sociedad, estudiantes, miembros de la iglesia, sindicatos, atletas y superestrellas, ahora son conscientes y se oponen activamente a las violaciones de los derechos humanos por parte de Israel.

Sin embargo, advierte, que sin importar cuánto se ha ganado en estos años de organización, la mayor victoria está por venir. Y ese es el día en que los palestinos (como nosotros los sudafricanos, los pueblos indígenas de la tierra) sean libres en su tierra natal.

"Cada victoria que marcamos, y seguimos anotando grandes y pequeñas victorias casi a diario, es una prueba de que nosotros, el pueblo, somos más fuertes que los poderes más militarizados que tienen la intención de reprimirnos", escribe Elia. "Debemos mantener nuestros ojos en el premio, ya que este es un caso en el que el destino final, no sólo la potenciación de viaje, es lo que importa".

Ese día está llegando más temprano que tarde, debido al espíritu palestino de perseverancia, junto con los avances del movimiento BDS, un movimiento que no adquiere su fuerza por el poder militar ni por los recursos financieros, sino del pueblo.

Las victorias, éxitos y triunfos del BDS de la última década, tanto en Sudáfrica como en otros lugares, no son las de una organización o grupo de activistas: pertenecen a las diversas comunidades que acuden a las protestas, que se alejan de ciertas tiendas, que hacen donaciones, asistiendo a manifestaciones y eventos.

La persona común y corriente da a este movimiento extraordinario su músculo internacionalista.

Sobre el autor: Kwara Kekana es el portavoz nacional y Muhammed Desai es el coordinador nacional del BDS Sudáfrica, un socio sudafricano local del movimiento internacional BDS que es dirigido por el Comité Nacional Palestino BDS con sede en Ramallah. Una versión de este artículo fue publicada originalmente por el periódico de Sudáfrica Weekend Argus.

Fuente: South Africa marks 12 years of BDS successes

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Fuente: Kwara Kekana y Muhammed Desai, The Electronic Intifada. / Traducción: Palestinalibre.org