2017 · 10 · 10 • Fuente: Middle East Monitor en Español

Varios países árabes retiran un proyecto de resolución contra Israel en la UNESCO

El diario israelí Hareetz ha revelado que los países árabes han retirado un proyecto de resolución contra Israel y que se iba a presentar en la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) para ser votado en una reunión del Comité Ejecutivo de las Naciones Unidas que comenzará en París dentro de pocos días.

El periódico ha aclarado en su edición del domingo que el proyecto de resolución criticaba la política del gobierno israelí en Jerusalén Este, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Esta es la primera vez desde abril de 2013 en que un proyecto de resolución sobre el conflicto árabe-israelí no va a ser presentado en una conferencia de la UNESCO o una de sus instituciones.

El diario ha publicado las palabras de un alto funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, que ha dicho que “los países árabes han decidido retirar el proyecto de resolución tras los contactos diplomáticos que, de forma muy tranquila, han mantenido el Presidente del Comité Ejecutivo de la UNESCO, Michael Forbas, el embajador de Israel ante la Organización, Carmel Shama Hacohen, y el embajador de Jordania Makram Qaisi. También ha señalado que los Estados Unidos han desempeñado su papel en estos contactos, y que también ha participado de los mismos de forma personal su enviado al proceso de paz, Jason Greenblatt, según declaraciones del funcionario israelí.

Como parte del entendimiento entre las dos partes, se ha decidido que en lugar de la votación sobre los dos proyectos de resolución sobre la situación en Jerusalén Este y la situación en la Palestina ocupada, el grupo de países árabes, bajo la presidencia de Jordania y de la Autoridad Palestina, ha propuesto al Presidente del Comité Ejecutivo de la UNESCO aplazar la votación medio año.

El responsable israelí ha añadido al respecto: “la creciente oposición de los Estados miembros de la UNESCO a las decisiones políticas sobre Jerusalén han convencido a la representación jordana y a las de los otros estados árabes de que es beneficioso retirar los proyectos de resolución que se iban a presentar en la próxima conferencia (…) Los estados árabes entienden que con cada votación se reduce el apoyo a sus tesis y simplemente no quieren ser objeto de ofensa”.

Durante los últimos cuatro años, y más en particular durante los dos últimos años, la UNESCO ha votado repetidamente diversas resoluciones en favor de los palestinos y ha criticado la política israelí de ocupación en los territorios palestinos ocupados.

Desde abril de 2015, la Organización de las Naciones Unidas ha aprobado cinco resoluciones relacionadas con diversas cuestiones relativas a Jerusalén. En ellas ha negado cualquier relación del pueblo judío con la mezquita de Al-Aqsa. También ha aprobado otra resolución que reconoce la mezquita de Abraham, sita en la ciudad de Hebrón, como sitio del patrimonio palestino.

Estas resoluciones en cadena han provocado una crisis grave en las relaciones entre Israel y la UNESCO. Tel Aviv ha congelado algunas de las formas de cooperación con esta Organización de las Naciones Unidas y se abstiene de pagar las cuotas de afiliación a la misma. También ha reducido el monto de las asignaciones financieras que transfiere las Naciones Unidas.

Fuente: Middle East Monitor en Español